Hormona del sexo

Santiago Palacios.

Revista MG. Los ginecólogos hemos tenido que estudiar detalladamente el mecanismo de las hormonas femeninas, para así entender el funcionamiento de la respuesta sexual de la mujer. Las hormonas sexuales femeninas. Suele acompañar a la serotonina, la oxitocina, la dopamina y otras sustancias químicas que ayudan a la sensación de bienestar. El estrógeno es responsable de la excitación, de la sensación de bienestar y plenitud, entre otras funciones.

La cantidad de hormonas sexuales va cambiando durante la vida de la mujer, alcanzando su plenitud durante la pubertad y su menor nivel tras finalizar la menopausia. Las mujeres tienen una respuesta sexual a nivel fisiológico muy similar a la de los hombres: Sin embargo, existen algunas diferencias que conviene tener en cuenta para entender mejor la sexualidad femenina.

Así, en esta respuesta sexual femenina interviene, no sólo la excitación física, genital u objetiva, sino también la excitación subjetiva. Por tanto, los trastornos del deseo sexual o de la libido en la mujer no siempre son debidos a factores biológicos.

Lo más Visto

Para que una alteración sexual se defina como un trastorno, debe causar preocupación personal. Esta unidad dispone de varios especialistas, tales como sexólogos, ginecólogos, psicólogos clínicos y enfermeras especializadas en terapias sexuales. Se intenta dar una visión global del problema, de tal manera que se puedan estudiar todos los aspectos que afectan, por lo general, a la vida sexual individual y de pareja.

Las pruebas que suelen hacerse en estas unidades no sólo se basan en un examen físico y en técnicas de laboratorio, sino que tienen en cuenta los criterios subjetivos y la salud sexual auto-percibida de la paciente y su pareja sexual. Dentro de los tratamientos farmacológicos cabe destacar la terapia de estrógenos, la terapia de testosterona, la tibolona, la medicación contra el dolor y los anti-depresivos.

La libido y el deseo sexual, ¿por qué pueden disminuir?

También existen tratamientos físicos locales, como los lubricantes, la fisioterapia y los aparatos para la dilatación vaginal. En cuanto a los tratamientos psico-sociales, destacaremos el trabajo corporal, la terapia individual breve, la terapia sexológica individual y de pareja y las intervenciones sociales.

Recientemente ha salido al mercado un parche transdérmico de testosterona para tratar el trastorno del deseo sexual hipoactivo. Sin embargo, la Agencia Europea de Medicamentos EMEA sólo ha autorizado su uso para mujeres a las que se les han extirpado los ovarios ooforectomizadas y que, como consecuencia de esta extirpación, no tienen pensamientos ni deseos sexuales, produciéndoles malestar. La dosis diaria recomendada de testosterona para el tratamiento de este trastorno es de microgramos.

Para alcanzar esta dosis, el parche se aplica dos veces por semana de forma continuada.

El parche debe remplazarse por uno nuevo cada días y se deben alternar los lugares de aplicación, dejando un intervalo de 7 días como mínimo entre aplicaciones en una misma zona. Sólo se puede llevar un parche a la vez. Como puedes ver, existen diferentes opciones muy eficaces para tratar los trastornos sexuales.

Es un secreto a voces que en California abundan las clínicas orientadas a retrasar el envejecimiento en las que es habitual tratar con este suplemento a estrellas de Hollywood, pero ninguna lo confiesa.

Diagnóstico

Y el debate sobre la suplementación hormonal en la menopausia se activó. De hecho, la propia Jane Fonda aseguró que dejó la testosterona porque le provocaba acné. No es extraño. Tras el pelotazo de la Viagra, la industria farmacéutica se dedicó a buscar activamente un equivalente para las mujeres. Sharon Stone nunca lo ha confirmado, pero siempre ha estado en el punto de mira.

Oxitocina, la hormona de la sexualidad | Pareja, Ciencia

Ella también ha utilizado esta hormona en mujeres, pero en casos concretos. Se trataba de pacientes que veían como sus niveles hormonales desaparecían en cuestión de horas las que transcurren desde que entras al quirófano hasta que te extirpan los ovarios. En plena carrera farmacéutica para encontrar ese elixir que dispare la libido de la mujer madura, la pregunta es si la falta de dese o supone realmente un grave problema para quien lo sufre.

Leonore Tiefer, profesora de la New York University Medical School, se ha destacado por su activismo en contra de que se medicalice la falta de deseo en la mujer. Y carga por igual contra la industria farmacéutica y contra una sociedad machista que presiona a la mujer para que esté siempre disponible y deseosa. Colectivos feministas reclamaban que la FDA el regulador norteamericano diera luz verde al medicamento alegando discriminación: Mujeres experimentan el clímax sexual monitorizadas para estudiar sus reacciones cerebrales.

El objetivo: Seis consejos para combatir los problemas de la menopausia. Remedios y consejos para superar los efectos de la menopausia.